Las fracturas vertebrales suelen estar provocadas por traumatismos en pacientes con un factor predisponente de base como la osteoporosis. Tienen menos masa ósea en los cuerpos vertebrales, lo que les resta consistencia y eso puede acabar en fractura. Otros factores son el tabaco, el alcohol, la inactividad física, la postmenopausia o el tratamiento corticoideo.

Suelen producirse en la región dorsolumbar de la columna vertebral y es importante detectar y tratar este tipo de fracturas precozmente, ya que permite la aplicación de un tratamiento mínimamente invasivo.

 Es importante detectar y tratar las fracturas vertebrales precozmente.

¿Cuáles son los síntomas de una fractura vertebral?

El principal síntoma es el de un dolor agudo, que con frecuencia da una sensación de «chasquido». Es un dolor muy invalidante y apenas responde a la analgesia convencional.

En la siguiente imagen se puede apreciar un acuñamiento de la vértebra señalada,  que puede afectar al muro posterior de la vértebra.  Su abombamiento puede perjudicar la médula y nervios espinales.

Este tipo de fracturas no tiende a producir una sintomatología neurológica, pero sí que afecta al canal raquídeo lo que puede requerir de un tratamiento descompresivo de urgencia.

Fuente

topdoctors.es