¿Qué es el ozono?

El ozono es una forma alotrópica del oxígeno, localizado en la estratosfera, que protege a la tierra del exceso de radiación ultravioleta proveniente del sol.

¿Qué es la oxigeno-ozonoterapia?

Consiste en la utilización de una concentración de oxígeno y ozono aplicada a la medicina que, sin ser tóxica, ayuda al organismo humano. Es una técnica que se utiliza con fines terapéuticos desde principios del siglo XX.

La ozonoterapia está ampliamente difundida en países como Alemania, Suiza o Italia, donde se han tratado miles de pacientes con diversas patologías. Dermatitis, artropatías, periféricas, insuficiencia venosa, hepatitis…Muchas enfermedades se tratan con oxígeno-ozonoterapia pero la aplicación más antigua es en la patología del aparato locomotor y en el tratamiento de las hernias de disco y la artrosis.

El ozono soluciona el proceso sin pasar por el quirófano.

¿En que se fundamenta?

El ozono es un poderoso oxidante; induce la formación de enzimas antioxidantes, como la superóxido-dismutasa, catalasa y glutatión peroxidasa.

Por ejemplo, cuando el ozono se inyecta en un disco herniado se consigue reducir el material herniado responsable de la compresión de la raíz nerviosa (se acelera la degradación de los proteoglicanos en el núcleo pulposo degenerado que produce la reabsorción y reducción del material).

En el ciclo de la inflamación de la raíz nerviosa que produce el dolor, existen unos componentes químicos cuyo aumento o disminución influyen en los síntomas. En la hernia discal se han demostrado niveles altos de la A2 fosfolipasa, un responsable de la producción del ácido araquidónico, prostaglandinas y cytokinas, que son los causantes de la inflamación y del dolor.

La aplicación del ozono inhibe la síntesis de estos actores y por lo tanto permite reducir el dolor crónico y su inflamación.

¿A qué enfermedades beneficia la ozonoterapia?

La mayor parte de los pacientes evitan la cirugía abierta convencional ya que el ozono y las células madre solucionan el proceso sin necesidad de pasar por el quirófano.

En la columna vertebral:

En el hombro:

  • Tendinosis del manguito de rotadores

En el codo:

En la muñeca y mano:

  • Artrosis

En la rodilla:

  • Condropatía de rótula
  • Lesiones del cartílago

En el tobillo y pie:

Fuente

topdoctors.es