Los fisioterapeutas alertan de que hasta el 75% de las caídas ocurren en el propio domicilio, siendo el baño, la cocina y el dormitorio, las estancias donde más se producen. Asimismo, informan de que constituyen la causa principal de patología entre las personas mayores de 65 años y que el 90% de los ingresos hospitalarios en estas edades se debe a fracturas del cuello del fémur. Además, el 70 % de los mayores que sufre consecuencias posteriores por dicha caída.

Así lo aseguran en el videoconsejo de marzo de la campaña “12 meses, 12 consejos de salud”, que lleva a cabo el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) junto con los de Cataluña, el País Vasco, Navarra y Galicia.

Recomiendan, por tanto, adoptar medidasprevenir las caídas. Por ejemplo, la realización de programas dirigidos de ejercicios y de entrenamiento de la marcha para reeducar el gesto con marcha lenta, marcha rápida, ejercicio excéntrico, entrenamiento del equilibrio, etc. También desaconsejan aquellas actividades que obliguen a realizar posturas extremas como puede ser el yoga .

Además, recuerdan la importancia de prevenir la osteoporosis ya que muchas fracturas se producen la debilidad del tejido óseo. Igualmente, es fundamental adoptar medidas de seguridad ambiental en casa, en las calles y los centros donde residan nuestros mayores para reducir al máximo el riesgo de caídas.

Los fisioterapeutas aconsejan también incluir protectores de cadera para aquellos mayores más vulnerables y realizar una revisión de la medicación que pueda producir confusión o inestabilidad posturas.

El cuidado de la postura no solo en la tercera edad

Según un estudio realizado por el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) en escolares, publicado en septiembre del 2015, más de 50% de los niños se descuelgan en la silla cuando se sientan en casa para desayunar y cenar y más del 50% dobla la espalda para coger objetos del suelo en vez de doblar las rodillas.

Estos hábitos que se adoptan en la infancia son el origen de muchas de las patologías musculoesqueléticas que se desarrollan en la edad adulta con consecuencia de un hábito incorrecto repetido con frecuencia durante años.

Gestos tan cotidianos como levantarse de la cama, de la silla o ponerse los zapatos, son, en muchas ocasiones, el origen de muchos problemas de salud  si se realizan de manera incorrecta.

En este sentido, los fisioterapeutas explican que para levantarse de la cama, algo que hacemos a diario y generalmente de forma incorrecta, primero hay que ponerse de lado para desde esa postura bajar los pies al suelo e irnos incorporando progresivamente.

Asimismo, para levantarse de las sillas o sillones, primero hay que poner los glúteos en el borde de la silla y ejercer la fuerza motriz con las piernas, de manera que el  cuerpo nos sigue fácilmente (como si las piernas hicieran de palanca). También, recuerdan que para levantar peso no hay que flexionar la espalda sino las rodillas.

“Tan importante es cuidarnos la piel o el  pelo como las posturas, ya que tener  un correcto control sobre nuestros gestos revierte directamente en nuestras articulaciones, evitando caídas, así como que nuestras rodillas, hombros o espalda, sufran más de lo debido”, destaca el secretario general del CPFCM, José Santos.

Fuente: consejosdefisioterapia.org