Running on beach

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) alerta sobre los riesgos de correr por la playa sin el calzado adecuado. Tampoco se debe practicar deportes en la playa descalzo, como fútbol o voleibol, ya que debido a lo irregular del terreno se corre el riesgo de sufrir problemas lumbares, esguinces, fascitis plantar, periostitis tibial o, incluso, fracturas por sobrecarga.

Además, los fisioterapeutas recuerdan la importancia de evitar las horas centrales del día para practicar ejercicio al aire libre e informan de que se debe suspender la actividad inmediatamente, y durante varias horas, en el caso de que se perciba malestar, mareo, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, sensación de calambre o sudoración excesiva.

“Además, es fundamental mantenerse hidratado y utilizar gorras, sombreros y ropa holgada, a ser posible clara y de algodón, y usar gafas de sol con filtros homologados frente a radiaciones ultravioletas”, aconseja José Santos, secretario general del CPFCM.

Verano con niños

Además, si se disfruta de unas vacaciones en familia y se organizan excursiones o paseos, debe de tenerse en cuenta las distancias.

“Las distancias se multiplican por diez en el caso de los niños, por lo que hay que planificar los itinerarios pensando en ellos”, advierte Santos.

La Institución colegial también recomienda aprovechar las vacaciones estivales para fomentar la actividad al aire libre de los menores, así como los juegos en grupo para combatir el sedentarismo y mejorar su coordinación visual (juegos con pelota), y su sentido del equilibrio (patinar, trepar o reptar). Asimismo, aconseja a los mayores vigilar las posturas de los niños frente al televisor o la consola cuando se esté en casa, y evitar su exposición directa al aire acondicionado.

Otras recomendaciones

Por otro lado, Santos recuerda que la exposición directa al aire acondicionado no solo afecta a los niños. También los adultos se exponen a sufrir tos, faringitis, rinitis, asma, neumonía, dolores de cabeza, contracturas musculares o catarros como consecuencia, si lo utilizan de manera inadecuada o mientras duermen.

Además, el fisioterapeuta invita a extremar la precaución durante el baño ya que la principal causa de fallecimiento en el medio acuático son los ahogamientos por sumersión accidental. Además, hace especial hincapié en la peligrosidad de lanzarse desde trampolines, acantilados, rocas, etc. sin haber recibido una preparación adecuada.

“El principal riesgo es impactar contra el suelo, lo que puede provocar tetraplejias, pero un impacto contra la superficie del agua en una mala postura puede ocasionar estas lesiones u otras de menor gravedad como el esguince cervical, contracturas, etc.”, explica el secretario general del Colegio.

Por tanto, siempre es mejor no saltar, pero si aun así se hace hay que asegurarse previamente de conocer la profundidad teniendo en cuenta que en ríos y pantanos el fondo puede cambiar de un día para otro debido a las corrientes.

Por otra parte, los fisioterapeutas madrileños informan de que también es extremadamente peligroso correr hasta adentrarse en el mar y lanzarse con el mismo impulso de cabeza contra una ola.  Esta práctica implica tal impacto sobre la cabeza que puede llegar a dañar la médula”.

Fuente: consejosdefisioterapia.org