Una mala técnica en los ejercicios de pesas puede hacer que tu evolución se estanque, e incluso que debas parar de entrenar por un tiemp, a causa de las lesiones.

Cuando se levantan pesas, la técnica empleada en los ejercicios debe ser minuciosa y por nada debe sacrificarse, ya que más pronto que tarde, te causará problemas. Por lo tanto, si presentas alguna señal de las que te vamos a describir, lo más probable es que tu técnica esté fallando y deba ser revisada por tu monitor de gimnasio.

9 indicadores de una mala técnica en ejercicios de pesas

1. Siempre usas zapatillas con suela gruesa para entrenar

Cada vez está más de moda el calzado con plataforma. Es común ver las nuevas zapatillas deportivas del mercado presumiendo de su novedosa cámara de aire en el talón que supuestamente nos amortiguará la pisada y nos hará caminar con más comodidad.

Todos estos avances de los que hablamos hacen que las zapatillas añadan drop en la suela y. a la hora de ejecutar los ejercicios en el gimnasio, la técnica se vea comprometida. No será lo mismo realizar un peso muerto descalzo que con unas zapatillas cuya suela sea de dos centímetros en el talón.

Prueba a realizar ejercicios descalzo o con zapatillas sin suela, notarás que la ejecución de los ejercicios será mucho más cómoda y fácil de mantener.

2. Al entrenar siempre te molestan las articulaciones y los tendones

Toda tu musculatura está diseñada para aplicar movimiento sin sufrir ningún tipo de daño, pero el exceso de peso en los ejercicios provoca que el movimiento no sea el correcto y que las articulaciones no sean capaces de absorber el estrés que genera un exceso de carga.

De este modo, si estás padeciendo de dolores en tus articulaciones o ligamentos en las sesiones de entrenamiento, deberás revisar tus cargas, porque lo más probable es que te lleven a una técnica errónea.

3. Constantemente sientes que tu cuerpo está lleno de contracturas

Tras las sesiones de entrenamiento sientes como tu cuerpo está cargado, tus músculos se sienten rígidos y tienes una sensación de pesadez incómoda constante.

Si ese es tu caso, lo más probable es que estés sufriendo contracturas debido a la mala ejecución de los ejercicios. Las contracturas son indicadores de que hay algo que no estás realizando correctamente y de que tus músculos están recibiendo un estrés inadecuado que les provoca una tensión para la cual no están preparados.

4. Trabajan más los músculos secundarios que los primarios

Uno de los indicadores de una mala técnica al levantar pesas es la sensación de fatiga en músculos que no deberían estar implicados como principales en el movimiento. Por ejemplo, si estás realizando un press de banca para pectoral y tienes sensación de fatiga y quemazón en tus hombros, deberás revisar la ejecución del movimiento, ya que aunque el deltoides está implicado en el press, el principal músculo en el que deberás sentir la fatiga es el pectoral.

Por lo tanto, una sensación en un músculo diferente al que está dirigido el movimiento es síntoma de una mala ejecución.

5. Añades constantemente peso en tus ejercicios sin tener en cuenta la ejecución

Si tu principal obsesión es el aumento del peso en los ejercicios, lo más probable es que estés sacrificando la técnica.

Añadir carga de manera progresiva es una buena opción para progresar, pero esto no debe obsesionarte. Debes centrarte en la correcta ejecución del movimiento y, una vez dominado correctamente, añadir peso de manera progresiva siempre priorizando una buena técnica al peso levantado.

6. Cuando te grabas en vídeo no te gusta

A menudo, visualizamos vídeos de la ejecución de los ejercicios, hasta que un día pasas a querer imitarlos y le pides a un compañero que te grabe mientras realizas un curl de bíceps. Ahí te das cuenta que la ejecución del ejercicio no es la que esperabas.

Muchas veces en nuestra cabeza la ejecución que estamos realizando difiere mucho de lo que estamos ejecutando en la realidad, por lo que te aconsejamos que te grabes si quieres corroborar que estás realizando correctamente los ejercicios.

7. Realizas los ejercicios con los ojos cerrados

Es muy común ver en las salas de musculación usuarios que ejecutan los ejercicios con los ojos cerrados. Esto es un error, ya que perdemos la visión de nuestro cuerpo y aunque mentalmente estemos visualizando el movimiento, nuestra musculatura pierde tensión y la implicación del músculo se modifica.

Si eres de los que cierra los ojos cuando estás entrenando, trata de corregir ese hábito y mantenerlos abiertos, visualizando la barra y comprobando que el movimiento sea correcto. Por este motivo las salas de musculación están llenas de espejos, para que puedas mirar la técnica.

8. Constantemente buscas llegar al fallo en tus repeticiones

En este punto no vamos a entrar en si esta técnica de entrenamiento es efectiva o no a la hora del desarrollo muscular. Para decantarnos por una de las opciones habría que hacer un análisis exhaustivo de la literatura científica y revisar las diferentes investigaciones que se han llegado a realizar sobre este tema.

Lo que si que podemos afirmar es que buscar la última repetición te llevará a realizar algunos ejercicios mal. Cuando el músculo se fatiga y se queda sin energía se requieren de músculos auxiliares para ejecutar el movimiento, por lo que la ejecución de los ejercicios se realiza de manera errónea.

9. Requieres protectores en la mayoría de ejercicios libres

¿Eres de los que necesita el protector para realizar sentadillas? Si tu respuesta es afirmativa, puede que tengas que mirar tu técnica en el ejercicio.

Una correcta retracción escapular hará que la barra en las sentadillas no te haga daño. Por lo tanto, si eres de los que necesitan protectores en los ejercicios, te aconsejamos que busques asesoramiento, ya que deberás pulir tu técnica para ejecutarlos sin ningún tipo de ayuda.

Conclusión

Una mala técnica en los ejercicios puede mantenerte alejado de los entrenamientos por largos periodos de tiempo. Para evitar las lesiones ten en cuenta los consejos que te damos, sé muy escrupuloso con la ejecución correcta de los ejercicios y pide ayuda siempre que la necesites.

Referencia

  • Seedman, J. 17 Not-So-Obvious Signs That Your Form Sucks. Improve Your Technique, Improve Your Results. Para T-Nation [Revisado en mayo de 2018].

Fuente: entrenamiento.com